sábado, 6 de febrero de 2010

Está claro...

Está claro...me comenta Miguel, tras haberle contado mi experiencia en el tránsito de una querida amiga. No he quitado nada de lo que escribe porque en un hilo conductor, nos demuestra su saber chamánico y las cosas en común que tiene con el reiki y con la energía, Os lo dejo:

Me contaste la historia, y sí, veo que la descargaste y pudo partir tranquila. Le quitaste cargas y no tendrá que volver a vivirlas. En este chamanismo cuando alguien está moribundo lo mejor que se puede hacer es iluminar traumas, ayudarlo a deshacerse de esas cargas, no hace falta focalizar, así cuando parte ha podido quitarse la mochila pesada,  la energía que de otra forma arrastraría a la siguiente encarnación y que determina lo que vivirás, por atracción.  El cuerpo etérico que se hereda es el mismo en cada encarnación, por eso atraemos ciertas cosas que en otra vida vivimos, es el cuerpo energético el que se limpia para evitar que volvamos a atraer algo.

Cuando más se limpia más nos elevamos, más energía tenemos, más capaces somos de todo, más fuerza, más claridad y más atracción positiva. El cuerpo de energía es lo que permite hacer todo en la vida, si es débil es cuando surgen las limitaciones y no conseguimos lo que nos proponemos. Cuando me reiniciaste en Maestría Meli, que por cierto me gustaría que lo volvieras a hacer si te parece bien, sentí una energía tan fuerte como cuando me inició mi maestro. Te aseguro que sólo vosotros dos me habéis dado tras la iniciación tanta energía, con otros maestros que he practicado es muy agradable y intensa, pero vosotros dos me llenasteis con una cantidad enorme.
Durante 4-5 días Meli, tras la iniciación, yo hacía todo tipo de cosas, tanto físicas como mentales y no sentía cansancio, me decía: ¿pero cuando disminuirá esta vitalidad, parece que no se acabe nunca?. Sabía que era del Reiki y que luego se va estabilizando, pero incluso me fui a la montaña, cuando hacía bastante tiempo que no hacía deporte y no tenía forma, me la patee, subí por pendientes, baje, volví a subir, corrí, y Meli, seguía sin sentir cansancio, o sea, el cuerpo notaba el esfuerzo, pero me recuperaba en un par de minutos y podía volver a hacer lo mismo, era como tener la mejor forma del mundo.

Mi campo de energía se lleno, luego se estabilizó, pero es importante una actitud mental positiva, porque si me dejo arrastrar por las emociones, aunque Reiki está, y puedo utilizarlo, el chute que me diste o el Reiki que me doy se “gasta” antes, porque tengo fugas de energía. Si fuéramos capaces de evitar estas fugas, no enfadándonos, no sintiendo rabia, no juzgando, no criticando, no sufriendo, no sintiendo miedo, no dudando, etc… el campo de energía se mantendría siempre como lo sentí cuando me reiniciaste… Eso busca este chamanismo, aumentar la energía para despertar todas las capacidades y vivir plénamente. En este camino sólo se permite una forma de avaricia… la energética…se permite hacer acopio de energía sin tener que preocuparte por si se es avaro a ese respecto, y se permite porque la energía es ilimitada y necesaria para crecer y ascender, sin ella no podremos nunca.

Puedes coger energía del sol, la tierra, las plantas, las piedras, compartirla con persona, a través de la belleza, todo lo que te haga feliz, te guste o te haga sentir bien… puedes cogerla de las nubes, la luna, las estrellas, de todo lo existente, pues todo es energía… y está permitido, por supuesto hay respeto al prójimo y no se le quita, se comparte al interaccionar, una conversación, la amistad, el amor mutuo… eso es sano, lo insano es robarla con engaño, manipulación, coacción, sumisión, miedo….
La Rueda del Sur es la Sachamama, la serpiente, la del Oeste, El Jaguar… si la Sachamama es capaz de ver por debajo de las cosas y su conciencia es directa, es decir, veo un pan y eso es comida, Otorongo es veo el pan y conozco de qué está hecho, el colibrí nivel del ama, no ven un pan, ve los campos de trigo y su sentido… el águila, nivel del espíritu, ve la unión de todas las cosas, el porqué y para qué y con qué finalidad, objetivo… Ve la unión de todas las cosas y como se afectan entre sí…

Con el jaguar se trabaja la destrucción del ego, romper todos los lazos energéticos insanos que ahora mismo tengo y de los que constantemente se pierde energía, destruir el ego con la pequeña muerte que haremos, nos enterrarán literalmente hasta el cuello eso impacta la mente subconscientemente y el ego muere, a través de un ritual. Después nos preguntará a cada uno: “¿por qué crees que debes vivir?. Esas son dos de las muchas cosas que se trabajaran, también las extracciones, o sea, extraer las energías tóxicas que han cobrado vida y actúan como entidades, y las entidades mismas, espíritus, energías vivas que tienen influenciada a la persona.

Después del Oeste mucha gente dice no querer seguir porque ya están muy bien, han sanado las emociones y la mente, viven impecablemente, como el jaguar, como un guerrero sin enemigos, sin miedo. El jaguar en su hábitat no tiene depredador. El jaguar es el nivel de la mente y emociones, ve el pan como te decía y de qué está hecho, no sólo ve que es comida.

Alberto Villoldo, es antropólogo es a través de quien conocí la técnica de la iluminación, la desarrolló  después de convivir con su maestro chamán de Perú, entre los dos la diseñaron para que la gente como nosotros pudiera practicarla sin tener que hacer el ritual más nativo, aunque igual lo hay, y tiene la misma fuerza. El dice que la gente se pierde lo mejor si hace el camino hasta el oeste, porque  el norte es el colibrí, el nivel del alma, ahí ves no sólo de que está hecho el pan, si no los campos de trigo, la naturaleza misma de las cosas, en el este se te revela el plan de tu alma literalmente, ella misma lo hace. Tu conciencia ya ha crecido y estás preparado, entras en su reino y todo es magia, visión nítida del sentido de las cosas. Tu alma te dice: “Meli, estas aquí por esto”. Imagina ya el nivel del espíritu.

En uno de sus libros Villoldo hablaba de una de su maestras chamanas, doña Berna, era una mujer no muy bella, más bien poco agraciada y un día de noche Villoldo ve a una hermosísima mujer que nunca había visto, al día siguiente doña Berna le dice, te gusté anoche, pícaramente, era ella.  En otra ocasión uno de sus ayudantes no creía que las personas pudieran adoptar otras formas y se mofó, por la noche fue atacado por un águila, que le dio un buen susto pero no le hizo más que un arañazo, no era la intención de doña Berna más que ayudarle a ver jajajaja!

Los grandes chamanes, que llevan toda su vida acumulando energía, llegan a ser capaces de alterar la materia. En otra ocasión otro chamán de Perú, el maestro de Juan Núñez del Prado, a través de quien con los libros que escribió su alumna conocí el chamanismo inca fue entrevistado por National Geographic, era un hombre pequeñito pero el chamán con más fuerza, que ya murió… el periodista de la revista no tenía mucha luz para tomar fotos y se quejaba porque estaba nublado el maestro de  Nüñez del Prado, preguntó qué pasaba, y cuando Núñez se lo dijo, el soltó un Ah! quieres luz!, estando sentado como estaba, una cosita anciana, con un simple gesto de la mano dirigido hacia las nubes provocó que se abriera un claro permitiera pasar la luz del sol, el periodista no daba crédito.

Todas esas cosas son posibles, yo no lo dudo en lo más mínimo, pero hace falta tener una gran cantidad de energía, es como una máquina, si la enchufo a 220 v no funciona, si la conecto a 360 si… necesita la potencia adecuada de lo contrario queda en estado latente pero no activo. Por eso la consecuencia natural, como dice el Tao es que muchos a veces se quedan en una etapa del camino que es engañosa, cuando se lleva cierto tiempo o años practicando una vía espiritual llega un momento que despiertan facultades psíquicas de muy diversa índole, no es un regalo, es consecuencia de un trabajo que ha ido acumulando energía, y que naturalmente en un momento del proceso, por cumplir con los requisitos energéticos se activan esas facultades, muchos se pierden en ello, que aunque es a menudo práctico, divertido y curioso no es la meta. Se dejan arrastrar por ese o esos nuevos “poderes” y caen en abusos , el orgullo, etc… esa etapa es difícil, pone a prueba tu determinación, porque es superfluo, no lo importante.

1 comentario:

  1. Bueno, estoy aprendiendo, la fase en la que estoy es "aprendiz de chamán", he expuesto algo de lo que sé por experiencia y lo que he aprendido, muchísimas cosas son esencialmente lo mismo, quizá cambia el enfoque.

    Muchas veces dudamos sobre lo que sentimos, hacemos caso a otros invalidando nuestro propio sentir, por ello en mi caso, he tenido conflictos internos. A veces esas cosas parecían descabelladas, sin sentido, cuando hice la Rueda del Sur me di cuenta de que eran reales, no imaginación, que no tengo poca.

    Hay que ir con cuidado porque cada persona, absolutamente todas, tienen su particular forma de ver las cosas, en unas coincidimos, en otras no, y es muy atrevido pensar: "yo tengo razón" sólo por el hecho de que determinadas acciones tienen un resultado concreto que se repite al realizar las mismas acciones. Eso le pasa a esa persona en concreto, puede que a la otra las mismas acciones tenga distinto resultado por su forma de ver las cosas, igualmente válidas para él, o sea, hay más de una acción posible, ¡siempre! para resolver algo.

    Cada persona descubre su propio camino, a veces empezando desde una referencia común, y es sólo ella quien lo transitará, con su mente, sus emociones, sus miedos y sus valentías y es único. Hay una frase que me gusta: "el camino que está escrito no es el verdadero camino", nunca se me ha olvidado.
    y "la mano que señala la luna, no es la luna, sólo apunta a la luna".

    El maestro puede mostrar un camino, y uno lo recorre.

    Sólo cuando empecé a verlo así muchas cosas cambiaron y surgió mi particular forma de practicar y vivir el Reiki, los miedos desaparecieron y descubrí formas que lo potenciaron por el simple hecho de creer que era posible, y la que más me liberó fue la creencia de lo que crees creas.

    Cuando quité las barreras que me decían, esto puedes hacer con Reiki, esto no, es imposible, esto sí, esto no... el Reiki fluyó más que nunca.

    De la misma manera que puedes hacer miles de cosas con tu cuerpo, mente y acción, sin ningún tipo de impedimento más el que nos imponemos, miles de cosas surgen del Reiki. Apenas sabemos nada sobre él aún con toda la información, porque nos bloqueamos nosotros mismos sobre lo que es o no es, sobre lo que hace o no hace.. he llegado a quitar toda etiqueta, toda sensación respecto al Reiki porque mi mente ya se había formado una estructura y unas paredes que hacían que viviera unas determinadas emociones al pensar en él. Me di cuenta que ello me limitaba porque le había dado una forma concreta y no salía de ahí. Cuando ni siquiera le das nombre, cuando dejas la forma sale lo que no tiene forma, y es lo más grande que se puede sentir, y aún así no buscas darle una forma porque si no la limitas a ello y no reconoces nada más, si tu mente se enfoca en algo concreto no ves otras cosas. Ese es el objetivo de la meditación.

    Cuesta explicarlo con palabras.

    ResponderEliminar